Librería La Ploma CRÓNICA DE UNA MUERTE ANUNCIADA

TIENE EN SU CESTA DE LA COMPRA

0 Artículos

En total 0,00 €

CRÓNICA DE UNA MUERTE ANUNCIADA
Título:
CRÓNICA DE UNA MUERTE ANUNCIADA
Subtítulo:
Autor:
GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ
Editorial:
EDICIONES B
Materia
Novela en castellano
ISBN:
978-84-663-5089-1
Páginas:
256
Encuadernación:
Bolsillo
Disponibilidad:
Disponibilidad inmediata
Idioma:
Castellano
9,95 € Comprar

Sinopsis

La edición escolar de Crónica de una muerte anunciada. Como explican los profesores Yannelys Aparicio y Ángel Esteban en la imprescindible guía didáctica que acompaña el texto, Crónica de una muerte anunciada es quizá la obra más «realista» de Gabriel García Márquez, puesto que se basa en un hecho histórico acontecido en la tierra natal del escritor. Cuando empieza la novela, se sabe que los hermanos Vicario van a matar a Santiago Nasar para vengar el honor ultrajado de su hermana Ángela, pero nadie parecer hacer nada por impedirlo, y el relato termina precisamente en el momento en que Santiago Nasar muere. En la presente edición, se analiza la influencia en la narración del estilo del discurso periodístico y los recursos de la novela policial, y se propone un acercamiento a la vida y obra del autor a fin de señalar las circunstancias y los sucesos familiares que contribuyeron a la gestación de la trama. Todo ello y muchas otras pistas de lectura contribuyen a la apreciación de una prosa tan fascinante que se eleva hasta las fronteras de la leyenda. Otros autores opinan...
«Un genio.»
Julio Cortázar «La suya es una devoción sin límites por las letras, desorbitada, febril, insistente, insomne entrega a las secretas maravillas de la palabra escrita.»
Álvaro Mutis «Su mundo era el mío, traducido al español. No es extraño que me enamorara de él, no por su magia, sino por su realismo.»
Salman Rushdie «La voz garciamarquiana alcanza aquí un nivel en el que resulta a la vez clásica y coloquial, opalescente y pura, capaz de alabar y maldecir, de reír y llorar, de fabular y cantar, de despegar y volar cuando es necesario.»
Thomas Pynchon