Librería La Ploma DESENTERRAR LAS PALABRAS. TRANSMISIÓN GENERACIONAL DEL TRAUMA DE LA VIOLENCIA POLÍTICA DEL SIGLO XX EN EL ESTADO ESPAÑOL

TIENE EN SU CESTA DE LA COMPRA

0 Artículos

En total 0,00 €

DESENTERRAR LAS PALABRAS
Título:
DESENTERRAR LAS PALABRAS. TRANSMISIÓN GENERACIONAL DEL TRAUMA DE LA VIOLENCIA POLÍTICA DEL SIGLO XX EN EL ESTADO ESPAÑOL
Subtítulo:
Autor:
VALVERDE GEFAELL, CLARA
Editorial:
ICARIA
Materia
Ensayo
ISBN:
978-84-9888-576-7
Páginas:
144
Encuadernación:
Bolsillo
Disponibilidad:
Consultar disponibilidad
Idioma:
Castellano
13,00 €

Sinopsis

«Somos los nietos de la Guerra Civil? y eso, ¿qué tiene que ver conmigo?»
Los expertos en la transmisión generacional apuntan a que si una sociedad no elabora los traumas causados por la violencia política del pasado, sus efectos nocivos interfieren en futuras generaciones, efectos como la necesidad de tener enemigos, polarización, vergüenza, victimismo, venganza y miedo a denunciar el poder.
En el Estado español, 75 años después de la Guerra Civil, casi 40 años de la muerte de Franco, décadas después del pacto llamado ?transición? y con una ley de memoria histórica poco útil, el trauma trasngeneracional no se ha abordado. Ya se está hablado de la historia del siglo xx pero no se ha hecho el duelo de 1936, ni de los muertos ni desparecidos, ni sabemos cómo nos afecta e impide luchar por nuestros derechos ahora. Este libro es una accesible introducción al trauma transgeneracional de la violencia política para los interesados en el impacto de la historia sobre él o ella.

Clara Valverde Gefaell, escritora sobre biopolítica y resistencia. Profesora de enfermería. Es coordinadora del Equipo Aquo de Formación en relación terapéutica, trauma transgeneracional y activismo, activista en el #15M y presidenta de la Liga Síndrome de Fatiga Crónica/Encefalomielitis Miálgica. Entre sus libros destacan: No nos lo creemos: Una lectura crítica del lenguaje neoliberal (Icaria, 2013) y «Pues tienes buena cara». Síndrome de la Fatiga Crónica. Una enfermedad políticamente incorrecta. (Martínez Roca, 2009).